La pintura
Español

Balthus. El club del Enigma

01.02.1996

Balthus es un grandísimo artista.

Esta carta es una cadena que empezó en Ginebra hace más de cincuenta años.

Debes mandar nueve copias a nueve creadores. Si eres pintor, a los nueve días comenzarás a notar un toque perverso en tus pinceles: serás más sabio. Notarás cómo se condensa el aire de tu estudio, cómo las perspectivas sestean plácidamente y el olor a pintura se torna voluptuoso. Si creas en cualquier otro campo, es lo mismo: un latigazo oscuro y misterioso animará el esqueleto de tus obras.

Antonio Saura no mandó las cartas y se quedó afónico todo un fin de semana.

Salvo sí lo hizo y a los nueve días pintó un cuadrito maravilloso.

Bruce Naumann se negó a enviarlas y le cayó a la cabeza un ciervo de poliester.

Todo aquel que conísimo pintotinúe esta cadena podrá aspirar a entrar en el Club del Enigma y del Camino Solitario. Aunque allí, no te engañamos, entra sólo algún genio: como Balthus, nueve veces grandísimo pintor.

Charris, 96.