Charris
Español

Un viaje ilustrado con Dickens

20.09.2013

Retratos del escritor Charles Dickens conviven con ilustraciones inspiradas en la sociedad victoriana y con la interpretación que el artista Ángel Mateo Charris ha realizado de la obra «Grandes esperanzas» en la muestra abierta ayer en la sala de exposiciones de la Biblioteca Pública del Estado titulada «Ángel Mateo Charris ilustra "Grandes esperanzas" de Charles Dickens», organizada por la Fundación Círculo de Lectores-Galaxia Gutenberg con la colaboración de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León.

La exposición muestra 58 ilustraciones en negro concebidas por Charris como cabeceras de capítulo, otras tres en color así como 24 dibujos a página o doble página y ocho versiones de retratos del escritor concebidas para las guardas del libro que el ilustrador realizó para una publicación de «Grandes esperanzas» conmemorativa del bicentenario Dickens, tal vez el mejor autor de la época victoriana y sin duda el más popular de todos ellos.

Una especie de árbol que tiene por hojas los dibujos en tinta china que abren cada uno de los capítulos y otras tres creaciones en color, que representan momentos importantes de la obra, dan la bienvenida al visitante. En esta parte también aparecen la creación de la cubierta del volumen y un dibujo del personaje de Pipp cuando llega a Londres así como distintas visiones sobre escritor británico al que Charris llega casi a caricaturizar en alguna de las singulares piezas.

Un segundo bloque lo conforman ilustraciones en las que el artista, que ha concurrido en una de las Bienales de Zamora, se ha permitido ciertas licencias, dado que ha plasmado desde escenas de la vida diaria en la época victoriana que le sugirió la lectura del libro hasta una escena de campo con canguros y la bandera inglesa. En este espacio también figura una vitrina en la que aparecen las versiones de cine de «Grandes esperanzas» así como distintas publicaciones como «Matilda» de Roald Dahl o los dibujos animados «South Park» donde se alude al volumen homenajeado.

Durante todo el discurso, y fundamentalmente en la tercera parte de la muestra, se exhiben piezas realizadas en cartón de un retrato de un Charles Dickens joven o elementos típicos de la sociedad victoriana, desde la taza de té, los anteojos, la chistera o incluso un puro con patas o un balancín en gran tamaño. Además en la sala el público también tiene la oportunidad de ojear ejemplares del volumen que ilustró el dibujante cartagenero, cuya obra pictórica se caracteriza por una asimilada y reconocida influencia de distintas corrientes del arte del siglo XX como el pop, surrealismo, pintura metafísica o la norteamericana. Sus obras se encuentran presentes en las más importantes colecciones de arte contemporáneo, entre otras, la Fundación Argentaria, Coca-Cola, La Caixa, Museo nacional Centro de Arte reina Sofía o el Museo Artium de Vitoria.

La exposición, que contará con visitas especiales para escolares, puede verse hasta el próximo 10 de noviembre.

VER ARTÍCULO ORIGINAL